En este momento estás viendo El arte oculto del surf: más allá de las olas
Compartir en mis redes

En la vastedad del océano, el surf emerge no solo como un deporte, sino como una danza rítmica entre el ser humano y la naturaleza. Sin embargo, detrás del espectáculo de acrobacias y la gracia sobre las olas, se esconde una verdad menos visible pero igualmente crucial: el remo. A menudo subestimado, el remo constituye aproximadamente el 55% del tiempo total que un surfista pasa en el agua. Esta acción, aparentemente monótona, es el fundamento sobre el cual se construye toda la práctica del surf.

Un cuerpo atlético: la clave para remar mejor

La fuerza, resistencia, agilidad y flexibilidad constituyen la esencia de lo que hace a un surfista excepcional. Estos atributos no son simplemente beneficios adicionales; son requisitos indispensables para aquellos que buscan la sinfonía perfecta con las olas. Si bien la adrenalina de cabalgar sobre el agua es el atractivo visible del surf, es en el reino menos glamuroso del gimnasio donde se cincelan estos fundamentos. A través de entrenamientos meticulosamente diseñados, desde ejercicios centrados en el core que fortalecen el centro de poder del cuerpo, hasta rutinas que mejoran la movilidad y flexibilidad articular, los surfistas invierten incontables horas en preparar su físico. Este esfuerzo en el gimnasio es vital, no solo para sobrevivir a las demandas del mar sino para conquistarlo, permitiendo a los surfistas enfrentarse a las olas con una confianza forjada en acero.

Esta preparación en el gimnasio se traduce directamente en un rendimiento superior en el agua. Cada remada potente, cada maniobra ágil y cada momento sostenido en equilibrio sobre la tabla son testimonios del trabajo duro realizado lejos de las olas. Los ejercicios de core mejoran la estabilidad y el equilibrio, fundamentales para mantenerse de pie en la tabla; la movilidad articular permite una gama más amplia de movimientos, crucial para ejecutar giros y trucos con fluidez. Así, el gimnasio se convierte en el taller donde los surfistas moldean su capacidad para desafiar los límites de lo posible en el mar. Es en este espacio donde se forjan las bases de un cuerpo atlético, preparado para traducir la fuerza física en poesía en movimiento sobre las olas

Mejorando la potencia y resistencia de la remada

La distinción entre lograr una experiencia en el surf que nos llene de alegría y una que termine en desilusión se encuentra, a menudo, en la habilidad de ejecutar una remada poderosa y resistente. Para alcanzar este nivel de eficiencia, es crucial dedicarse a ejercicios específicamente diseñados para reforzar los grupos musculares clave en la acción de remar. Los músculos dorsales, pectorales, y en particular, los extensores de la espalda, son esenciales para proporcionar la fuerza y soporte necesarios para una remada efectiva. El fortalecimiento de estos músculos mediante un entrenamiento dirigido puede cambiar drásticamente el curso de una sesión de surf, convirtiendo momentos de frustración en triunfos sobre las olas.

Complementar estos esfuerzos con entrenamiento tanto anaeróbico como aeróbico es igualmente importante. Esta combinación enriquece la capacidad del cuerpo para manejar tanto esfuerzos sostenidos como explosiones de intensidad, ambas condiciones comúnmente enfrentadas durante el surf. El entrenamiento aeróbico mejora la resistencia general, permitiendo al surfista permanecer más tiempo en el agua con una fatiga reducida, mientras que el entrenamiento anaeróbico aumenta la capacidad de realizar esfuerzos intensos y rápidos, esenciales para coger olas de manera efectiva. Esta preparación integral asegura que el surfista pueda enfrentar las demandas físicas del deporte, transformando cada sesión en el agua en una experiencia memorable y satisfactoria.

Ejercicios específicos para la remada en el surf

La preparación física orientada a perfeccionar la técnica de remada en el surf es una disciplina que abarca un amplio espectro de ejercicios, cada uno diseñado con un propósito específico para atender las demandas únicas de este deporte. Saltar la cuerda, por ejemplo, se convierte en más que un simple calentamiento; es una herramienta fundamental para incrementar la resistencia cardiovascular, esencial para las largas sesiones en el mar donde el surfista pasa la mayoría del tiempo remando. Asimismo, el uso de máquinas de remo ofrece una simulación casi perfecta de la acción de remar en el agua, proporcionando no solo un entrenamiento cardiovascular intensivo, sino también una oportunidad para trabajar en la técnica de remada sin estar en el océano.

Los músculos dorsales, pectorales, y en particular, los extensores de la espalda, son esenciales para proporcionar la fuerza y soporte necesarios para una remada efectiva

Además, la movilidad y la salud articular son de suma importancia, especialmente en lo que respecta a la parte superior del cuerpo. Las largas horas pasadas en el mar remando exigen una flexibilidad y una fortaleza articular que solo se pueden lograr a través de un entrenamiento específico y dedicado. Ejercicios que promueven la movilidad de los hombros y la espalda son cruciales para prevenir lesiones y asegurar una recuperación rápida entre sesiones de surf. Este enfoque holístico en la preparación física no solo mejora la capacidad de remada del surfista, sino que también optimiza su rendimiento general en el agua, permitiéndole enfrentar las olas con mayor eficacia y resistencia.

El entrenamiento para mejorar la remada en el surf debe ser holístico, abordando tanto la potencia y la fuerza como la resistencia. La variación en los rangos de repeticiones y en la intensidad de los ejercicios asegura que se trabaje tanto la capacidad aeróbica como la anaeróbica del deportista. Ejercicios de tracción, sentadillas frontales, chin-ups con anillos, y el Turkish get-up son solo algunos de los movimientos que pueden incrementar significativamente la capacidad atlética de un surfista, preparándolo para enfrentar las demandas físicas del surf con confianza y competencia.

La sinergia entre el gimnasio y el océano

El surf, en su esencia, es una manifestación de fuerza, potencia, fluidez, y resistencia. Sin embargo, la habilidad de navegar las olas con maestría nace de la preparación que ocurre lejos del mar. El gimnasio se convierte en un espacio sagrado donde los surfistas pueden construir y fortalecer los cimientos físicos necesarios para su arte. Al final, cada remada, cada ola capturada, y cada momento de equilibrio sobre la tabla es el resultado de horas de dedicación, tanto dentro como fuera del agua. En el mundo del surf, la verdadera magia comienza con el trabajo invisible de preparación, donde el acto de remar se transforma de una simple necesidad a la clave para desbloquear el potencial pleno del surfista.

Este resumen destaca la importancia de la preparación física y el entrenamiento dedicado para mejorar la capacidad de remo en el surf, un aspecto fundamental pero a menudo pasado por alto del deporte. Al enfocarse en la fuerza, la potencia, la resistencia, y la salud articular, los surfistas pueden mejorar significativamente su rendimiento en el agua, haciendo de cada sesión una experiencia más gratificante y eficaz.

Empresa familiera, de la provincia de  tucuman dedicada a la fabricación de tablas de surf desde 1987, somos pioneros la creación  y diseño de tablas de surf de alta calidad.


Compartir en mis redes